La importancia del paseo

Todo el mundo debería ser consciente de la importancia que tiene el paseo para su perro y de qué necesita exactamente durante ese paseo.

Cada día podemos observar en las calles a personas caminando con su perro como si fueran Superman, o con perros pegados a ellos con correas de 50 cm porque de esa forma “el perro aprende a ir a nuestro lado”. ¿Es esa la forma correcta de pasear? ¿El perro disfruta así del paseo?

 

La respuesta es claramente no. El paseo para nuestro perro es un momento esencial del día. Pensad que para la mayoría de ellos, que viven en pisos o apartamentos, es el único momento en el que pisan la calle, ¿por qué no dejarles disfrutar? Siempre dejando que el paseo sea agradable para los dos. No es necesario permitir que nuestro perro salude a cada vecino que encuentre o huela durante horas un árbol. Es importante saber encontrar un término medio para ambos, perro y guía.

 

Empecemos con las necesidades de nuestro perro en el paseo. Nosotros queremos ir más allá de las necesidades fisiológicas que todos conocemos. Mucha gente piensa que la otra necesidad del paseo es hacer ejercicio, y por eso se da caminatas de más de una hora con el perro al lado pensando que así le ayuda. Pero está olvidando una de las necesidades más importantes: la estimulación mental. Cuando nuestro perro olfatea no está simplemente “oliendo”, sino que se está abriendo a todo el mundo que le rodea. Los perros “ven” a través de su nariz y recogen la información de una manera más real. De ahí la importancia de permitirles tener sus momentos de olfato durante el paseo. Además de que ellos lo disfrutan mucho más, tiene un efecto relajante, ya que les obliga a concentrarse mucho.

 

Hemos hablado anteriormente de que no tienen que ir saludando a todo perro que se encuentren, al igual que nosotros no saludamos a todas las personas con las que nos encontramos. Pero sí que es necesario que pueda relacionarse, aunque sean unos minutos. Si tenemos la opción, un paseo con más perros es una excelente posibilidad.

 

Y ahora, ¿cuál es el mejor material para el paseo? Desde nuestro punto de vista, necesitamos algo con lo que el perro esté cómodo y que nos permita darle ese espacio para olfatear, relacionarse e ir tranquilo. Consideramos que el arnés es siempre más cómodo que el collar y además nos evitamos posibles problemas de tráquea, cervicales, músculos que pueden dañarse, etc.

En cuanto al tema de las correas, como hemos dicho, necesitamos algo que nos permita darle espacio. Por ello, nosotros nos decantamos por las correas largas, de mínimo 3 metros. Aunque difíciles de usar en un inicio, ofrecen muchas posibilidades a la hora de darle espacio, o de acortar (por ejemplo, para zonas de carretera).

 

En resumen, es hora de que empecemos a cambiar el concepto de paseo con nuestro perro. A nadie le gustan los paseos que dan dolores de cabeza, o mejor dicho, de hombros y brazos. Todo lo que necesita nuestro perro es que nos pongamos en su mente y aprendamos a mirar desde su punto de vista. 

Como consejo para finalizar este post: "DEJA DE SACARLE A PASEAR Y EMPIEZA A SALIR DE PASEO, VERÁS COMO TODO CAMBIA."

Mente Canina.

Educación canina basada en el respeto y la comuncación

628437823 - 666770357

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

¡Contacta con nosotros!

Ctra. de la estación, nº1. Béjar (Salamanca)

info@mentecanina.es  |  Tel: 628437823/666770357

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon