Días de lluvia y perros

Ahora que el mal tiempo y la lluvia se resisten a irse, muchos dueños de perros nos encontramos echando de menos el sol más que nunca. Hay perros a los que eso de salir lloviendo y mojarse les da igual, pero a otros no les gusta en absoluto, y  como ya sabéis, el paseo es uno de los momentos más importantes del día en la vida de nuestros peludos.  Así pues, ¿qué podemos hacer para ayudarles a suplir ese vacío creado por el mal tiempo? En el post de esta semana, os daremos algunos consejos.

CONSEJO Nº 1: Si tu perro odia la lluvia, no le obligues a salir.

Algunos perros que se niegan a salir a la calle cuando llueve no lo hacen simplemente porque no les guste mojarse. En muchos casos, la verdadera razón suele tener más que ver con el miedo. Miedo a la lluvia fuerte, al viento, a las tormentas...por eso importante que si observamos que nuestro perro no quiere salir mientras llueve, no le obliguemos. De lo contrario, podemos acabar agravándole ese problema, o que derive en otros.

Intentemos aprovechar esos momentos del día en que pare, o llueva muy poco, para salir y que haga sus necesidades. O dependiendo de nuestra casa, habilitar un espacio en el que este permitido que lo haga en ocasiones especiales como éstas.

 

CONSEJO Nº 2: Actividades de olfato

En días lluviosos, es más complicado ayudar a nuestros colegas perrunos a estimular su mente y agotar sus energías. Los paseos son muy cortos o a veces inexistentes, así que tampoco podrán aprovechar para olfatear y explorar. Por suerte, en esto último sí que podemos ayudarles. Las actividades de búsqueda y juegos de olfato son la manera ideal de pasar el rato que en circunstancias normales sería la hora del paseo. Esconder premios en una habitación para que los rastree, jugar nosotros al escondite con él, el trilero, las alfombras olfativas... en esta otra entrada del blog tienes más ideas:  JUEGOS DE OLFATO 

 

CONSEJO Nº 3: Juega con él

¿Qué le gusta más a nuestros perretes que salir de paseo? ¡Que juguemos con ellos! Y si encima lo hacemos con algo que no sea la típica y aburrida pelota, mejor que mejor. Juega directamente con él como si fueras un perro más. Es uno de los juegos que más les gusta, ponernos a su altura y jugar con nuestras manos.

Si a tu perro le gustan juguetes como los mordedores o peluches, también son una buena opción. Y recuerda ser siempre original para evitar que se aburra de ellos. Por ejemplo, colócalos en el pasillo y haz que se convierta en una carrera para ver quien lo coge primero. Haréis ambos ejercicio y tu perro se lo pasará de maravilla.

 

CONSEJO Nº 4: Haz juguetes interactivos

Es muy sencillo hacer juguetes caseros para nuestros perros que les divierten, estimulan su mente y además, ¡no nos cuestan nada! La clave es echar mano de aquello que tengamos por casa: rollos de papel higiénico terminados, calcetines viejos, hueveras, ropa vieja, trapos y toallas, cajas sin usar, cartones, etc. ¡La imaginación es el único límite! Por ejemplo, podemos coger un rollo de papel terminado y tiras de tela pequeñas. Dentro de esas tiras escondemos cachitos de premios bien envueltos, y después los metemos en el rollo. Tu perro se lo pasara pipa buscando la forma de sacarlos y llegar al premio. En internet hay miles de ideas excelentes. Por supuesto, estos juguetes deberán siempre ser usados bajo nuestra supervisión.

Otra opción si no tenemos tanto tiempo, es recurrir a juguetes interactivos: KONG, juguetes rellenables, puzles, huesos para roer... De esta forma tendrá algo que hacer, y estimulará su mente.

 

CONSEJO Nº 5: Aprovecha para entrenar

La gran mayoría de perros conoce alguna de las típicas señales: sienta, tumba, la patita...pero hay muchísimos más. Un buen plan para desterrar el aburrimiento a la vez que estimulas su mente es enseñarle cosas nuevas. Pueden ser cosas como hacerse el muerto, saltar, ladrar, rodar en el suelo, dar vueltas...Lo importante es que tanto tu como el perro disfrutéis con la actividad, y se haga de una manera respetuosa y amable. De nada sirve entrenar si a una de las dos partes no le agrada.

Aquí también puedes emplear lo que tengas en casa, y montar un "circuito" casero. Con sillas, cajas, distintas superficies, y en general, aquello de lo que podamos echar mano, es posible montar en circuito de "obstáculos" para animarles a explorar y probar cosas nuevas.

 

Como ves, hay muchísimas formas de hacer los aburridos días lluviosos mucho mas entretenidos para nuestros compañeros. El cambio de rutinas afecta mucho a los perros, pero con estos consejos será más fácil hacer más llevaderos los días de lluvia.

Mente Canina.

Educación canina basada en el respeto y la comuncación

628437823 - 666770357

  • Facebook Social Icon
  • Twitter Social Icon
  • Instagram Social Icon

¡Contacta con nosotros!

Ctra. de la estación, nº1. Béjar (Salamanca)

info@mentecanina.es  |  Tel: 628437823/666770357

  • Black Facebook Icon
  • Black Twitter Icon
  • Black Instagram Icon